Cerrar este anuncio
Publicidad
27
feb

Superando las pérdidas


Escrito por David Jiménez
febrero 27, 2013

Es como una "ley de la vida” que el ser humano tienda a la homeostasis, es decir, al equilibrio. Todos anhelamos que las diversas situaciones que suceden a nuestro alrededor, sean estables, equilibradas. Huimos del dolor y la inestabilidad.

Sin embargo, por más que queramos evitarlo, los momentos de dolor en algún instante nos alcanzan y generan sufrimientos que alteran nuestro normal desenvolvimiento y relaciones. Por ejemplo, uno de los momentos inevitables de la vida y que nos trae sufrimiento, es cuando experimentamos la pérdida de un ser querido.

Aun así, es importante señalar el aspecto obvio: no es solamente la pérdida de alguna persona cercana a nosotros lo que provoca sufrimientos. Existe gran variedad de situaciones vinculadas a estos momentos: enfermedades incurables, divorcios, pérdida de alguna propiedad como casa, carro, ahorros de toda una vida, etcétera. Son muchas las situaciones inesperadas de la vida que generan un sentimiento de dolor.

Ahora bien, ¿cómo superar de una forma sana y adecuada todas esas circunstancias? Queremos abordar esta inquietante pregunta, desde lo que creemos es fundamental y que ocurre en cuanto al proceso del duelo en los seres humanos.

1. La persona entra en una fase de shock, esta fase puede durar varias semanas y la persona funciona en forma mecánica o automática. Se dan pensamientos de negación y se quiere creer que el evento doloroso no sucedió.

2. La persona entra en una fase de desorganización que puede durar muchos meses. Durante este tiempo se experimenta una serie de sentimientos dolorosos tales como: soldead, depresión, frecuente llanto, autocompasión, trastornos en el sueño y la alimentación, etc.

3. Otra fase es aquella conocida como la de reorganización. Se extiende durante semanas o meses. Es una etapa en la que la persona comienza a sentir un poco más de tranquilidad, hace las pases con la situación, se muestra interesada en continuar la vida y superarse.

Sobre todas las cosas, recordemos que no estamos solos. Alguien hace 2000 años también sufrió para ayudarnos a llevar las penas que nos agobian hoy, por lo tanto podemos recurrir a Él cuando necesitamos fortaleza. Entonces de repente empezamos a interpretar la vida de una manera diferente y empezamos a tenerle menos miedo a las pérdidas.

Porque quien ha tenido pérdidas y con la ayuda de Dios ha aprendido a asimilarlas es una persona que vive más libre porque le teme menos a sufrir y está en mejor condición de ayudar a otros.

Foto: Archivo

Las noticias más vistas de hoy

20
oct

Obituarios 20/10/2014

19
oct

Un examen practicado a la asistente de enfermería que se contagió de ébola en España revela que la paciente ya está libre de virus.

19
oct

Las autoridades colombianas de migración anunciaron el domingo la entrega de cinco miembros del ejército venezolano que fueron detenidos tras cruzar el paso fronterizo.

19
oct

El infielder Tomás Pérez y exjugador de Cardenales de Lara anunció hoy su retiro como pelotero activo.

18
oct

Ayer, los padres de Ángela Medina, Lidia Isabel Valles y Ángel Medina, rompieron el silencio que mantuvieron durante dos meses después del homicidio de la joven modelo larense.

19
oct

Como Ornaldo José Sánchez Castillo, de 18 años de edad, fue identificado el cuerpo hallado el pasado viernes en horas de la tarde en la carretera vieja a Yaritagua.

© 1998 - 2014 C.A. EL IMPULSO | J-00012371-3

Barquisimeto - Venezuela - Todos los derechos reservados