09
dic

#opinión: El silencio de los empresarios por: Jorge Euclides Ramírez


diciembre 09, 2012

Si otorgamos carácter nacional al contenido de la campaña electoral llevada a cabo tanto por el Comandante Luis Reyes Reyes como del Gobernador Henri Falcón, ineluctablemente tenemos que concluir que el socialismo se posicionó de manera irreversible de los espacios políticos en Venezuela y la Economía de Mercado yace sepultada en el olvido sin que ningún doliente haya siquiera derramado una lágrima furtiva. En esta contienda comicial todos los temas están circunscritos a la eficiencia o ineficiencia de los gobiernos nacional y regional como distribuidores de recursos públicos, ninguno de los candidatos ni siquiera como saludo a la bandera se ha referido a la creación de empleos, incentivar inversiones en las zonas industriales y ni siquiera abordan las recurrencias de reparar sus calles y avenidas y brindar una mediana atención en materia de transporte y seguridad. Simplemente los industriales no existen, no importan, están satanizados. Lo mismo sucede con los comerciantes, con los constructores, con los urbanistas, en fin, con todo el espectro de empresarios que en su conjunto estructuran la plataforma económica del sector privado, la cual sociológicamente es la expresión tangible y material de eso que se llama o se llamó Clase Media. Estamento social que según los clásicos de la politología, sin que hasta ahora nadie haya podido contradecir el postulado, es la columna vertebral y factor esencial de equilibrio del sistema democrático. Y esta omisión del empresariado como referencia electoral es más grave aun en Lara, estado donde hace un poco más de diez años los empresarios de manera organizada lograron posicionarse como una vanguardia dirigente que con voz propia insertó proyectos y propuestas de desarrollo que si bien no alcanzaron grandes apoyos populares, sirvieron como temario guía a las organizaciones políticas que intentaban articular crecimiento económico con una más justa redistribución social de la riqueza producida a nivel regional. El problema de este silencio no tiene que ver únicamente con la suerte individual de estos compatriotas y mucho menos se trata de defenderles sus bolsillos o su chequera, se trata de algo más profundo y existencial, se trata de preservar la actividad económica privada como expresión fáctica, cotidiana y fundamental de la Democracia, ya que el soporte terrenal que le da viabilidad a los paradigmas democráticos es la economía de mercado, escenario donde la iniciativa productiva, la cristalización de esfuerzos y sobre todo el reparto e intercambio de ideas y realidades, funciona como regulador del avance social. Y esto es así desde la Revolución Burguesa hasta nuestros días. Indudablemente que estas fuerzas económicas no pueden dejarse actuar libremente y sin control porque el ánimo de lucro conduciría a desigualdades terribles e inmorales, pero suprimirlas seria más grave aun porque postraría a la sociedad entera en la esclavitud del conformismo y la pobreza, convirtiéndola en un cementerio de almas inservibles. Por ello el reto de todo estado democrático es equilibrar los estímulos que generan riqueza con la solidaridad que soñamos los humanistas. El único camino para buscar estos equilibrios es con la tolerancia que no se amilane frente a los poderes económicos pero que tampoco los desprecie y hostilice en nombre de idealismos inviables. Actualmente en Venezuela el espacio de los empresarios como factor democrático prácticamente desapareció. Por una parte se les ataca y de la otra se les ignora para no "rayarse” con los sectores populares. No le queda otra ruta a este sector que salir del sótano donde lo ha enclaustrado el mundo político y asumir su defensa como componente indispensable del Sistema Democrático. Para convocarlos pronunciemos sus nombres: Fedecáramas Lara, Cámara de Industriales, Camara de Comercio, Cámara de la Construcción, Cámara de Pequeños y Medianos Industriales, Cámara Inmobiliaria, Proinlara, Red de Instituciones Larenses, Adamco, Cámara del Transporte. Y no es que se abanderen con un partido o un candidato determinado, simplemente que muestren lo que son, lo que hacen y el lugar que ocupan en la sociedad larense en particular y venezolana en general... Pero no lo hagan como Joshua Bell en el metro de Nueva York. jorgeeuclides@gmail.com

Las noticias más vistas de hoy

31
jul

Alida Elisa Pérez (38), murió en un accidente de tránsito registrado el 1° de julio en la avenida Ribereña. La dama iba en compañía de sus pequeñas hijas de 10 y 5 años, quienes resultaron lesionadas. En el momento del hecho se conoció que las víctimas venían del Club América como lo hacían a diario, porque todos los días practicaban tenis

31
jul

El Ministerio Público logró privativa de libertad para los funcionarios de la Policía del estado Lara, Gilber Carrasco (20) y Junior Hernández (20), por su presunta responsabilidad en la muerte de Elicar Chirinos (37), hecho ocurrido la madrugada del pasado domingo 27 de julio, en un módulo de vigilancia policial ubicado en el Distribuidor Jirajara, en la avenida La Ribereña de Barquisimeto

31
jul

Una fuerte protesta en la entrada del municipio Jiménez se registró este jueves, luego de que mototaxistas impidieran el paso de vehículos por la muerte de un compañero a manos del hampa en horas de la mañana

27
jul

El pasado viernes, en horas de la noche, fue asesinado Eduar Alberto Hernández Graterol, de 22 de años, herido en la zona del hemitórax derecho mientras se desplazaba en la calle 40, entre carreras 15 y 16

30
jul

Luego de tres días de estar desaparecido, Rafael Ricardo Sanoja, de 21 años de edad, estudiante de Ingeniería de la UFT, apareció en horas del mediodía de ayer en Acarigua

31
jul

A las ocho de la mañana de ayer, uno de los dos sacristanes de la iglesia Catedral hizo el recorrido por el templo para prepararlo antes de la misa de las 10 de la mañana. Sin embargo, al ver las alcancías de la Divina Pastora y del Sagrado Corazón de Jesús destrozadas y unos vidrios partidos se devolvió bastante asustado a avisar lo sucedido

© 1998 - 2014 C.A. EL IMPULSO | J-00012371-3

Barquisimeto - Venezuela - Todos los derechos reservados