Cerrar este anuncio
Publicidad
09
sep

Naturaleza y leyendas en el municipio Andrés Eloy Blanco (Fotos)


Escrito por Hugo J. Boscán Fotos: Elías Roidríguez
septiembre 09, 2013

"Yay como pueblo fue un vivero de tradiciones, festividades y manifestaciones diversas que enaltrecieron el gentilicio de sus habitantes, mientras que la cercana Hundición esconde en su seno innumerables mitos y leyendas contadas por nuestros antepasados que hoy día siguen circulando de boca en boca para mantenerlo como un importante atractivo turístico natural”.

De esa forma el cronista municipal de Andrés Eloy Blanco, José Anselmo Castillo Alvarado, se refiere a las formaciones geológicas existentes a poca distancia del caserío.

"Aquí han venido geólogos de todo el país interesados en investigar los orígenes de este monumento natural que, a pesar de constituir una atracción regional, no ha sido tomado en cuenta a la hora de elaborar programas de visitas turísticas”, agrega.

Anselmo Castillo se ha encargado de redactar escritos basados en estudios técnicos e historias escuchadas a viejos moradores del lugar.

Cualquier persona que visite La Hundición de Yay queda impresionada por las formaciones de la tierra, algunas consideradas como únicas, las tonalidades de los colores, las figuras producto de la erosión, las corrientes de las aguas de lluvia, los rayos solares y el tiempo.

Refiere Castillo que existe una ordenanza de protección del año 2000 que ningún organismo hace cumplir pues el sitio se encuentra totalmente desprotegido y cualquiera ingresa y se lleva un trozo de la roca amarillenta o gris como trofeo y recuerdo de su visita.

Tampoco se ha hecho nada para facilitar el acceso desde Sanare, a pesar de que son apenas seis kilómetros de carretera que de ser asfaltada permitiría mayor cantidad de visitantes, no sólo al sitio del fenómeno natural sino también al caserío, famoso por la llamada loza utilitaria de barro consistente en platos, jarros, tinajas y pimpinas, así como también las acemitas, herencia de la recordada Niña Teodora, "la locera de Yay”, en cuyo honor levantaron una estatua en el poblado.

Castillo considera necesario que desde la alcaldía de Andrés Eloy Blanco, desde la gobernación o el Ministerio de Turismo se decidan a brindar protección al lugar, construyendo en sus cercanías instalaciones para la pernocta de los turistas, pero siempre cuidando evitar el deterioro de esas formaciones geológicas.

Sitio de leyendas

Entre las leyendas que más persisten sobre La Hundición de Yay existe una según la cual en cuaresma era considerado un sacrilegio hacer fiestas, pero en un día los pobladores del caserío desatendieron las advertencias religiosas y se dedicaron a bailar e ingerir licor un Viernes Santo.

Cuando caía la tarde se acercó un anciano a la casa donde se celebraba el festín y pidió le llenaran de agua la totumita que llevaba, pero no le hicieron caso, dejándole sediento, hasta que una mujer le calmó la sed y antes de despedirse con un Dios se lo pague, le recomendó salir del lugar sin mirar hacia atrás pues iba a ocurrir algo desagradable.

El viejito desapareció ante las carcajadas de los bailarines y la mujer atendió a medias su consejo, pero cuando había avanzado unos metros se le ocurrió mirar hacia la casa y al instante quedó convertida en roca.

Algunos aseguran haber visto en La Hundición de Yay, luego de una lluvia, la figura de una mujer, al parecer formada por el agua, aunque a las pocas horas habría desaparecido, agregándose ese mito a otros originados por pobladores.

Merece atención

Para la concejal Soledad Liscano, es preocupante la poca atención que a nivel oficial se le ha dado a La Hundición de Yay, pese a constituir un importante atractivo turístico natural que puede unirse a otros existentes en el municipio Andrés Eloy Blanco.

Recordó que de acuerdo a historiadores como Anselmo Castillo, Yay fue el primer asentamiento de Sanare, allá por el año 1320 luego de la matanza de indios y capuchinos por los Jirahara en Mereco, antiguamente Yacambú, de donde huyeron en busca de un lugar más seguro.

Piensa que en primer lugar, debe acondicionarse por completo la carretera, algo que no considera muy costoso luego de los trabajos realizados por la gobernación, además de ser apenas seis kilómetros.

"Con eso reviviría la tradición ceramista de Yay y se rendiría un merecido homenaje a la recordada Niña Teodora Torrealba, pionera en ese tipo de artesanía”, puntualizó la edil.

Las noticias más vistas de hoy

31
oct

El martes en la carrera 15 con calle 53, al oeste de la ciudad, delincuentes armados se apropiaron de un Chevrolet Optra negro. En el asalto se llevaron el teléfono del dueño del vehículo

31
oct

Este sábado primero de noviembre, en el auditorio de la Gobernación, el párraco Ricardo Bulmez ofrecerá una charla llamada “Motivación para la vida”, el evento se hace para conmemorar el 35 aniversario de la Fraternidad Dominicana de Barquisimeto Santo Domingo de Guzmán

31
oct

Embarazarte surge como centro de educación prenatal con funcionamiento originario en Caracas. Con el firme compromiso de aportar conocimientos sobre el embarazo y lo concerniente a todas sus etapas (pre y posparto), Embarazarte llegó a Barquisimeto a dictar talleres

31
oct

El municipio Palavecino demanda la instalación de unos seis mil bombillos, según fuente de Corpoelec. El exalcalde Richard Coroba, en su momento, declaró en el marco de la Misión Luciérnaga, que “en la jurisdicción hacen falta más de cuatro mil luminarias”

31
oct

Mañana sábado, 1º de noviembre, entra en vigencia la Reforma de Ley de Timbres Fiscales del estado Vargas, la cual establece que el impuesto de salida será de cuatro unidades tributarias (4 U.T), o lo que es igual Bs. 508

31
oct

Aunque lucen un tanto abandonados, los cementerios de Palavecino son sometidos a una rehabilitación integral

© 1998 - 2014 C.A. EL IMPULSO | J-00012371-3

Barquisimeto - Venezuela - Todos los derechos reservados