Cerrar este anuncio
Publicidad
02
ene

La ruina y el abandono merodean la avenida Libertador de Cabudare


Escrito por Luis Alberto Perozo Padua
enero 02, 2013

Es un suplicio transitar por la avenida Libertador de Cabudare, en el sector Camino de Tarabana, en donde los huecos parecen ser eternos.

Otro de los factores perturbadores, es la ausencia de alumbrado público, no por falta de postes, sino por el deterioro de las bombillas y faros de la seccionada y mutilada isla ornamental de esa arteria vial.

Paseo en abandono En el gobierno de la alcaldesa Aura Contreras, se rehabilitó la isla de la avenida Libertador, en donde el Club Rotario construyó una singular escultura y una fuente.

Por su parte, el Ejecutivo municipal instaló una serie de faroles coloniales, para evocar tiempos remotos.

Pero por ausencia de mantenimiento, la fuente se secó, los faros fueron quebrados y el paseo quedó en abandono. Hoy, de la fuente sólo quedan sus vestigios, dado fueron hurtados sus luces de colores, la tubería y el motor que impulsaba el agua.

La oscuridad es general

El paseo de la isla central de la avenida Libertador, se encuentra en penumbras. La única iluminación con que cuenta esta parte de la arteria vial, son las vencidas luminarias públicas distantes unas de las otras, lo que hace tétrica la visibilidad en la zona en horas de la noche.

Permisiva mutilación

Uno de los sectores más acogedores de Cabudare, era precisamente la isla de la avenida Libertador de Cabudare. La sección vial contaba con una isla central repleta de frondosos árboles que su enramada se encontraba unos con otros, formando un gran y extenso túnel verde.

Sin embargo, las urbanizadoras que comenzaron a construir extensos conjuntos residenciales en la zona, con la anuencia de la Alcaldía de Palavecino, fueron seccionando y mutilando la hermosa isla.

Talaron los árboles ancestrales para edificar entradas y retornos, sin ningún control ni responsabilidad. Jamás asumieron el respectivo mantenimiento del espacio ornamental y en la actualidad, sólo sobreviven algunas especies arbóreas y la maleza casi alcanza el metro y medio de altura.

Las pistas en deterioro

Las ruinosas secciones viales, han sido rehabilitadas en numerosas oportunidades por el plan de bacheo de la alcaldía, pero debido a las constantes filtraciones, la mala calidad del pavimento y el bote de agua de una piscina privada de un vecino de la localidad, han destrozado la capa de rodamiento.

El deterioro de la calle permite que las aguas residuales se estanquen sin ninguna dificultad, formándose una laguna que impide el paso de transeúntes, carros particulares y unidades de transporte público, que prefieren dejar a los pasajeros lejos de su sector. Hace seis meses, la municipalidad inició el bache del lugar, pero los vecinos señalan que al no existir contraloría social, la contratista y los ingenieros municipales, ejecutaron a medias el trabajo.

Un calvario como calle Paralelamente al deterioro de la avenida Libertador de Cabudare, en el sector Camino de Tarabana, existen varios callejones que se encuentran en similares o peores condiciones.

La calle El Calvario es un río de barro y piedras cuando llueve, que desemboca en la Libertador. Las vías subsiguientes son un verdadero calvario. El deterioro y la ruina presentes y el gobierno ausente.

Fotos: Luis Alberto Perozo Padua

Las noticias más vistas de hoy

01
oct

Como se informó ayer, una estudiante de Psicología de la Universidad Yacambú, de nombre Alana Carrasco, de 18 años, atropelló a quien fue identificado por sus amigos y familiares como Pedro Luis Sandoval, de 25 años de edad, y quien hace menos de un año habría egresado de la misma casa de estudio como comunicador social

01
oct

Obituarios 01/10/2014

30
sep

El Ejecutivo Nacional presentará la próxima semana ante la Asamblea Nacional un proyecto de Ley con el que se regulará el uso de divisas eléctronicas en Venezuela, a fin de “garantizar que los servicios ofertados sean reales y evitar estafas”, según informó AVN

01
oct

La noche del lunes murió una niña de cinco años en las instalaciones del Hospital Central Antonio María Pineda, después de ser trasladada en dos oportunidades de diferentes centros asistenciales ubicados en la ciudad de Cabudare, en el municipio Palavecino, por presentar un síndrome viral que le provocó fallas en varios de sus órganos vitales

01
oct

En horas de la madrugada de este martes, la iglesia Santa Eduvigis de Valle Hondo fue profanada, así como la casa cural

01
oct

Con estupor conductores del municipio Palavecino leían los avisos de cerrado de algunas estaciones de servicio que misteriosamente permanecían vacías

© 1998 - 2014 C.A. EL IMPULSO | J-00012371-3

Barquisimeto - Venezuela - Todos los derechos reservados