30
nov

El iPhone 5 no es tan resistente como sus usuarios quisieran


Escrito por Elio Enrique Almarza II
noviembre 30, 2012

Al principio de los principios, justo cuando el iPhone 5 fue presentado en sociedad, algunos compradores emitieron ciertas quejas que nos dejaron desconcertados. Y es que al abrir el paquete de su apreciado smartphone, se encontraron con un dispositivo repleto de arañazos y marcas por las que se deducía que había saltado la capa de esmalte o pintura de la superficie.

Como siempre ocurre en estos casos, Apple se mantuvo en silencio. La compañía de la manzana salió al paso de algunas quejas relacionadas con su fallido sistema de mapas, Apple Maps, pero no tuvo en cuenta esta clase de cuestiones, seguramente menores, sobre el estado físico del producto o sobre otras cuestiones relacionadas con el software del dispositivo.

No hay que olvidar que tiempo después tendría que sacar a relucir una actualización de iOS para corregir ciertos problemas de naturaleza grave. Se ha hablado poco acerca de los problemas físicos del iPhone 5. Dos meses después, sin embargo, el medio Gizmodo ha destapado de nuevo la caja de los truenos. Ahora muestra unas imágenes que revelan el estado del iPhone 5 tras dos meses de uso.

La primera imagen es francamente preocupante. Si bien podríamos estar ante una prueba falsificada, en los primeros días del lanzamiento ya vimos arañazos del mismo estilo. En la instantánea se muestra cómo ha quedado un iPhone 5 que no ha llevado funda protectora. Las diferencias con respecto al dispositivo que ha estado protegido son notables.

El periodista de Gizmodo ha sufrido el desgaste del iPhone 5 en sus propias carnes, o lo que es lo mismo, en el iPhone 5 que adquirió – con ilusión y previo pago de 670 euros, como mínimo – en el momento de su lanzamiento. Y aunque reconoce que no es el terminal más rápido y extraordinario del mercado, afirma que hasta ahora tenía que ser considerado por mantener unos estándares físicos y de diseño envidiables. Tras dos meses de uso constante, esta argumentación parece haberse dinamitado. Y es que el iPhone 5 del pobre hombre que narra esta historia está repleto de raspaduras y pequeñas hendiduras que lo deslucen por completo.

Explica que lo ha llevado en el bolsillo y también en una bolsa en la que viajan todas sus cosas. Se trata de un uso rutinario: el que todos hacemos a diario con nuestros smartphones. De hecho, ni con el dispositivo más antiguo de Samsung, Nokia o de cualquier otra marca al uso, hemos detectado ningún tipo de rasguño producto de la experiencia cotidiana. Otra cosa es que el dispositivo sufra un accidente: se nos caiga accidentalmente o lo expongamos, en definitiva, a accidentes físicos poco comunes. El otro iPhone 5 que sale en la imagen y que parece recién sacado del horno (o de la cadena de fabricación) pertenece a un compañero de trabajo que ha mantenido el dispositivo protegido en una funda, desde que fue adquirido a finales del pasado mes de septiembre.

Los arañazos son tan profundos que muestran la capa de aluminio que se encuentra debajo. En algunas imágenes también se hace patente el resultado de una caída, que no revela otra cosa que una superficie demasiado blanda como para soportar el desgaste cotidiano.

Hay que ser escrupulosos hasta un límite. Cuando adquirimos un nuevo smartphone somos especialmente cuidadosos con su integridad física. De hecho, nos preocupa cualquier arañazo o golpe que podamos propinarle accidentalmente. Con el paso del tiempo, nuestra obsesión por mantenerlo impoluto deja de atormentarnos y el tiempo empieza a ejecutarse implacable, como lo hace con todos los objetos cotidianos. Es normal que al cabo de un par de años, nuestro smartphone se muestre deslucido y no tenga el brillo que tenía cuando lo desempaquetamos. Lo que no parece lógico, es que un iPhone – cuyo diseño siempre ha sido bandera de Apple – cuente con el nivel de desgaste que muestran las fotografías solo dos meses después de haber sido estrenado. Y tú, ¿tienes un iPhone 5 en tus manos? ¿Qué tal está resistiendo el paso del tiempo? Puedes compartir tu experiencia en la sección de comentarios.

 Foto: Archivo

Las noticias más vistas de hoy

01
ago

El tren delantero de los vehículos de los vecinos, sufre constantemente y las reparaciones que se hacían anualmente, se acortan a solo seis o cuatro meses por el estado calamitoso de las vías de esta populosa zona

01
ago

El crimen en Quíbor por un impacto de bala en el pecho causado por dos delincuentes al mototaxista Douglas Fabricio Gutiérrez Piña, generó la inmediata reacción de sus compañeros, adscritos a varias líneas de mototaxis en el municipio Jiménez, quienes procedieron al bloqueo de la avenida Florencio Jiménez, concretamente frente al puesto de Tránsito Terrestre, a pocos metros de la entrada de esa población, utilizando para ello una hilera de cauchos quemados

01
ago

Juan Morales, de 39 años de edad, fue secuestrado en Cabudare, en el municipio Palavecino, en horas del mediodía del pasado miércoles, mientras se dirigía a su residencia

31
jul

Alida Elisa Pérez (38), murió en un accidente de tránsito registrado el 1° de julio en la avenida Ribereña. La dama iba en compañía de sus pequeñas hijas de 10 y 5 años, quienes resultaron lesionadas. En el momento del hecho se conoció que las víctimas venían del Club América como lo hacían a diario, porque todos los días practicaban tenis

01
ago

Según informaron fuentes ligadas a los cuerpos de seguridad, Alejandro Emilio García Gutiérrez, alias El Chispiado, ultimado tras enfrentarse a una comisión del CICPCv y vinculado en el asesinato del escolta de Orlando Miranda, también habría participado en el homicidio de un funcionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia

31
jul

El Ministerio Público logró privativa de libertad para los funcionarios de la Policía del estado Lara, Gilber Carrasco (20) y Junior Hernández (20), por su presunta responsabilidad en la muerte de Elicar Chirinos (37), hecho ocurrido la madrugada del pasado domingo 27 de julio, en un módulo de vigilancia policial ubicado en el Distribuidor Jirajara, en la avenida La Ribereña de Barquisimeto

© 1998 - 2014 C.A. EL IMPULSO | J-00012371-3

Barquisimeto - Venezuela - Todos los derechos reservados